lumberwatches

jueves, 2 de octubre de 2008

CHOPARD MILLE MIGLIA GRAND TURISMO

Si nos fijamos en la sofisticación y elegancia en el momento de elegir un reloj, no podemos dejar de mencionar a la mítica compañía suiza Chopard.
Fue fundada en el año 1860 por Louis-Ulysse Chopard y es considerada una de las más selectas compañías de joyas, relojes y accesorios del mundo.
En un principio, Louis-Ulysse Chopard tenía como idea producir relojes de bolsillo y cronómetros innovadores sin llegar a perder cierta simplicidad que los caracterizaba. A medida que iba creciendo la compañía lo hacían sus creaciones y las complicaciones mecánicas que hoy ya conocemos.
Chopard ha lanzado al mercado variadas colecciones de relojes, clásicos o deportivos. Algunos de los más destacados fueron L.U.C., Happy Diamonds, Happy Sport, La Strada o Haute Horlogerie.
Una colección en particular fue llamada Mille Miglia, que contaba con complicadas mecánicas enfocadas a un uso más deportivo. La creación de esta línea fue el resultado de una alianza con el famoso rally italiano de resistencia, llamado Mille Miglia.





Junto a la Targa Fiorio y a la Carrera Panamericana, la Mille Miglia impulsó la categoría Gran Turismo y sirvió de trampolín para algunos pilotos tan célebres como Stirling Moss, Alberto Ascari o Clemente Biondetti. Además, en esta mítica competicion empezaron a despuntar deportivos como los Alfa Romeo, Ferrari o el Mercedes 300 SLR
Disputada entre 1927 y 1957, la Mille Miglia supuso un auténtico boom mediático en el mundo de la alta competición. Los pilotos salían de Brescia y se batían el cobre durante 1.600 kilómetros hasta llegar a Roma, un recorrido donde sólo los más fuertes resistían.
El nombre de Mille Miglia, se debe a que la carrera era de mil millas.
La salida de la carrera era parecida a los rallies modernos, para evitar los adelantamientos y accidentes innecesarios, se hacía que los corredores fueran saliendo poco a poco y con un minuto de diferencia entre uno y otro, saliendo primero los vehículos más potentes y detrás los que eran conocidos como la clase económica.

Como curiosidad, los dorsales se establecían según la hora de salida, por ejemplo, el Mercedes 300 SLR con que Stirling Moss ganó la Mille Miglia de 1955 llevaba el dorsal 722, ya que salío a las 7:22 de la mañana.

La Mille Miglia solía durar unas 16 horas, se empezaba de madrugada y terminaba ya anochecido.
Esta carrera siempre se debatió entre la gloria y la tragedia. Grandes pilotos inscribieron su nombre en su palmarés, pero otros desgraciadamente perdieron la vida en su recorrido. El caso mas famoso fue el del Marqués de Portago, que sufrió un accidente mortal en 1957 en la localidad de Guidizzollo. Cuando estaba a sólo cincuenta kilómetros de la meta Portago perdio el control del Ferrari al reventar una rueda falleciendo asimismo su copiloto y once espectadores.

La muerte del piloto español supuso el fin de la Mille Migilia como competición de velocidad, pero afortunadamente en 1977 volvió a escena, aunque ya convertida en un rallye de coches clásicos,


Así es la Mille Miglia, una prueba que pasará a los anales de la historia como unas de las carreras más trepidantes del mundo del automovilismo.


Año tras año la firma Chopard rinde homenaje a la Mille Miglia, y aquí es cuando hace acto de presencia mi nuevo reloj.




Movimiento automatico ETA 2892, con fecha a las tres de un tamaño enorme, cristal antirreflejos, certificado COSC, sumergible 50 m., 40 mm. sin corona, muy ligero y cómodo de llevar y es una auténtica preciosidad. Tiene una luminosidad tanto de día como de noche excepcional.




La correa es de caucho y simula la huella de un neumatico de carreras antiguo.




No me enrollo más y os dejo unas fotos recién sacadas......




La primera es de la caja exterior:










Ahora la caja interior:








La primera impresión nada más abrir la caja...WOW!!







Y ahora unas fotos del reloj posando:







Impresionante cristal de zafiro con tratamiento anti-reflejos:





No hay comentarios: